Mido en Mexico, segunda entrega.

¿Por qué eligió Mido a MexicoCity para festejar su aniversario número 100?

Bien, la ciudad de México es uno de los centros económicos de América Latina  por un lado; por el otro articula el relato urbano de la historia de América -antes y después de la conquista- mas rico de la región, cuya verosimilitud se percibe desde la emoción a poco de andar la ciudad.

Su aceptación del poder político del arte y la arquitectura es admirable.

El DF es un dialogo ejemplar uno de los mas notables del planeta- entre arquitectura, la historia del país y espacio publico

Además es una verdad estadística que México es el mercado más grande para la relojería Suiza de América latina, representando cerca la mitad del total de las ventas de relojes en la región.

Y Mido un suceso instalado en Mexico desde su llegada, donde tiene cerca del 70 per cent del mercado: esto explica la amplia red de boutiques y locales minoristas de Mido, incluido el espacio en el Palacio de Hierro Polanco.

Una tarde de paseo, noches de mariachis

La clave del viaje de tres días fue la gala celebrada en el cerrado  Hotel Reforma de Ciudad de México,  en la esquina de Paseo de la Reforma y París, el antiguo Hotel Reforma -diciembre de 1936- y fue el más elegante de su época, con inhabituales instalaciones: un roof garden, amplias habitaciones y un memorable centro nocturno llamado Ciro’s. Cerrado hace años, sus amplias habitaciones, elegantes tiendas y las noches de glamour de su night club quedaron en el pasado. Su creador fue el arquitecto chilango Mario Pani. Egresado de la Escuela Nacional de Bellas Artes de París —su título fue revalidado por la UNAM, por eso algunos suponen que estudió en ella— fue uno de los  creadores de la arquitectura modernista mexicana que trazaron gran parte de la identidad actual de la Ciudad de México.

Sin embargo la propuesta fu mas rica, provocando una relación sensorial entre Mido, sus territorios, la ciudad y los visitantes.

Los encargados de articular este relato fueron Franz Linder, presidente de Mido y Edgar Embriz, director de la marca en México. Mientras visitábamos el Zócalo y la Catedral, comíamos en el magnifico Bizarro o bailábamos con mariachis revisitábamos los relojes centrales de cada década desde 1920 hasta el presente.

Bueno, pero como esta es la semana Mido de de Bills of Insua, y en dos días les cuento de la fiesta y los nuevos relojes.

Deja un comentario